Skip to Content
Loading

Venganza de sangre, Sebastián Roa

Autor: 
Sebastián Roa
Género: 
Novela
Tema: 
Histórica
Calificación: 
0

Por A. Andrés

 

 “La sabiduría no se encuentra en un solo baúl, sino en muchos más pequeños”

Juan de Ramatayim

 

Este es precisamente el pensamiento sacado de la obra que podría definirla. Una novela literariamente sabia, hecha con oficio, que conjuga diversos baúles magistralmente para darnos una visión clara, acertada, verosímil, y, sobre todo, muy humana de una época histórica convulsa, azotada por guerras, traiciones e intrigas políticas como fue la Edad Media.

 

En el comienzo de esta historia hay un niño: Durán de Avesnes, que acaba de sufrir la pérdida de sus padres en Malta: su padre en el fragor de la batalla contra los aragoneses y su madre asesinada vilmente en la toma del Castillo del Mar, donde viven. Este niño es rescatado y adoptado por el caballero aragonés  Artal de Exea, que le hace una promesa a su madre antes de que esta expire en sus brazos. Durán, ahora llamado Blasco de Exea, crece en Aragón, dentro de un mundo marcado por los ideales caballerescos que se le inculcan y el pensamiento teocentrista propio de la época, lo que va a provocar que se vea enfrentado a su propio destino en las diferentes situaciones que vivirá, envueltas en las intrigas de los poderes que regían entonces Europa.

Aparentemente paralela a su historia, se va desvelando toda esa trama de intereses políticos, de ambición y poder en la que se mueven los regentes europeos. Una Corona de Aragón que lucha por el dominio en el Mediterráneo, sus relaciones en la propia corte, con Castilla y Mallorca, con una Francia ambiciosa que mantiene el poder Papal doblegado a sus intereses para disolver la Orden del Temple, las hostiles relaciones entre Escocia e Inglaterra... En este histórico caldo de cultivo se hacen y deshacen las vidas  de los personajes y el lector podrá comprender cómo se van entretejiendo los hilos y cómo se fragua la vida de un hombre que se busca a sí mismo a través de la religión, del amor, de la guerra y de la venganza, llegando a conclusiones que ni el mismo había sospechado y que serían casi impensables para su época. Al llegar al final, encontramos a un hombre distinto, cuya evolución se adelanta a su propia época, en un camino existencial donde la vida humana no parecía tener mucho valor.

 

Escrita con un lenguaje impecable, capaz de adaptarse al tono y ritmo que cada episodio relatado requiere, el autor engarza sus tramas y episodios al servicio de los objetivos que persigue de forma magistral, llevándonos desde las grandes intrigas políticas (en una extraordinaria recreación que denota una rigurosa y abundante documentación previa por parte del autor y que se advierte en las notas a pie de página), hacia la propia lucha intimista que sufre Blasco, un hombre enfrentado a sí mismo, que escapa, que busca, que se bate en su interior entre su educación caballeresca y lo que la realidad de la vida le pone ante sus ojos, todo ello en un entorno literario donde los episodios, acertadamente escritos en forma lineal,  nos permiten apreciar la evolución humana dentro de las complejas tramas que plantea.

A pesar de su extensión, no falta ni sobra nada en la novela, y en ningún momento pierde interés, combinando la aventura y la Historia con elementos más profundos y una más que elogiable empatía hacia los personajes, elementos que no suelen verse demasiado en este tipo de novela y que le aportan un valor añadido.

También apreciamos los guiños del autor, que se escapa de los tópicos medievales tan trillados en la literatura caballeresca, y que aportan frescura y originalidad a la obra sin dejar de contemplar los aspectos fundamentales del pensamiento de la época, que están siempre presentes en los personajes. Este devenir de la historia se verá reforzado por los diálogos y reflexiones de corte filosófico entre Blasco y Ramatayím, por la dicotomía entre el bien y el mal, inherente a la condición humana, en los episodios donde está presente el horror de la guerra y las relaciones de los caballeros con los distintos tipos de luchadores, por el dolor y el amor… Conforme se avanza en la lectura, cada pieza de este gran puzle se va poniendo en su lugar y, poco a poco, el lector comprende y empatiza con los personajes, se emociona con las aventuras narradas, sufre con la guerra, siente con el amor, y, sobre todo, se identifica con esa atribulada búsqueda de un hombre que es extrapolable a cualquier ser humano de cualquier época y que no es nada más y nada menos que el tan indagado sentido de la vida.

En definitiva, una gran novela, superior a muchas de su género, que te atrapa desde el primer momento hasta el último.

Share this Compartir

Votar

 


resena | by Dr. Radut