Skip to Content
Loading

Breve estudio del poemario Filoversando en Nod y versos cuánticos

 

Por Rafael Sánchez

Una de las cosas que me han llamado la atención es que la ilustración de la portada del poemario, realizada por Sandra Delgado, refleja enteramente el espíritu del libro. No aparece ningún elemento que sobre, o que no tenga que ver con el contenido del poemario, ni ese cuarto de reloj que se aprecia en la parte superior izquierda de la portada, ni esa rosa erguida ocupando el centro de una pequeña mesa redonda, ni ese reflejo luminoso que ilumina el pecho de la figura femenina que aparece con la cabeza volcada sobre el papel como si estuviera haciendo algo más que <escribir>, ni esas alas que se adivinan surgiendo de la espalda de la escritora….

Y os diré por qué entiendo que es así, que ese diseño de la portada sintetiza el contenido de la obra. Pero antes, comentaré algo sobre el título mismo del poemario, <FILOVERSANDO EN NOD> Podríamos entretenernos sobre la construcción de ese gerundio creado por la autora, pero, no perdamos el tiempo, tan escaso hoy, y vayamos al grano, pues, ese <gerundio> expresa perfectamente la actitud de la autora ante la experiencia de la vida;  por un lado, nos evoca aquella actitud machadiana de converso con el hombre, en este caso, mujer, que va conmigo, y espera hablar a Dios un día. Por otro lado, expresa la inquietud filosófica que subyace a lo largo de todo el poemario. Es decir, no es poesía de <superficie>, por buena que ésta pueda o pudiera ser, es <algo más>, es también <filosofía>, por lo tanto, es también <asombro> y <pregunta> sobre el mundo en el que se vive, con el que se tiene contacto, que nos influye de una determinada manera, y ese mundo está representado por <NOD>, ese mundo tal y como lo percibe la autora, y lo puede percibir quien esté en esa perspectiva ontológica, que queda perfectamente reflejado en el poema titulado <POR LOS CAMINOS DE NOD>, (en la pag. 16).

Ese mundo es el nuestro, como expresa la autora es el mundo donde <<SUENAN TODAS LAS MÚSICAS>>, pero, ¡cuidado!, nos advierte que esas músicas suenan <<EN UNA INMENSA CIÉNAGA DE SOLEDADES>>, no es oro todo lo que brilla, porque, nos dirá la autora, esa <inmensa ciénaga> actúa <<EMBORRACHANDO / LOS ANHELOS DE PERDIDOS DÍAS>>, y, ¡ojo también!, esos <perdidos días> no van a ser precisamente los de la infancia, tan al uso en el componer poético, esos días, como se puede comprobar si leéis el libro, se pierden en un tiempo remoto de la humanidad, indefinido, fuera de la Historia conocida, y de tan remoto,  se adivina que tampoco coincidirían con los de algún paraíso perdido, o alguna edad de oro igualmente pretérita, ¿Entonces?

María Wine, "Estoy cansada de ser estatua"

    Estoy cansada de ser estatua
    me gustaría ser como la nada
    que nadie pudiese contemplar
    Estoy cansada de la gente
    que allá abajo andan devotamente de puntillas
    junto a mi pie unido a la piedra
    con las bocas abiertas y los ojos mudos

Calificación: 
5

Cuadernos de poesía 5

Autor: 
Poetas sin sofá
Género: 
Poesía
Tema: 
Otros
Calificación: 
5

Cuaderno de poesía 5:  Aire

Voces de poetas iberoamericanos al aire del cielo poético de nuestra cultura compartida. La presencia plural hace que sea ese soplo de aire fresco que nos va enriqueciendo en nuestra labor poética. Editado por el grupo Poetas sin sofá, de Castellón, bajo la dirección de Maria José Sangorrín y Soledad Benages, con diseño de Tony Cálix, cada vez más interesante por su riqueza en contenidos y su calidad en diseño. 

Cuaderno de poesía 4

Autor: 
Poetas sin sofá
Género: 
Poesía
Tema: 
Otros
Calificación: 
0


Cuaderno de poesía 4: Tierra

Dedicado al elemento tierra, el Cuaderno sale en junio de 2014, recogiendo versos desde la tierras apátridas de la poesía iberoamericana.

"El poeta es un creador que descompone sus sentimientos, sensaciones o pensamientos, su creación, en definitirva, en arcanos signos consesuados en un lenguaje para que el lector los tome y con ellos vuelva a recomponer la idea del autor.El lector se convierte entonces en otro creador, en otro poeta cuya obra compuesta desde lo descifrado, muchas veces no se parece en nada a la idea primigenia. Pero eso no le importa al poeta emisor, porque el objetivo de su escrito: salir, brotar, ya se ha cumplido. El poeta sólo crea, alumbra, después le da libertad (com buen rebelde) a su obra, no la dirige, no la controla y esta toma vida propia" 

Fragmento de la introducción  La rebeldía de escrbir, la rebeldía de leer. Por Manolo Benages.

(pinchar en la foto para ver participantes)

Cuaderno de poesía 3-poetas sin sofá

Autor: 
Poetas sin sofá
Género: 
Poesía
Tema: 
Otros
Pros : 
Cuaderno editado por el grupo de Castellón Poetas sin sofá
Calificación: 
5

 

Cuaderno de poesía poetas sin sofá

Cuaderno de poesía  3

Con el fin de difundir la poesía del grupo y de otros poetas iberoamericanos, el cuaderno editado por Poetas sin sofá, de Castellón, nos ofrece una variada polifonía de voces poéticas en cada edición.

Dirigida por Maria José Sangorrín y Soledad Benages, con diseño de Tony Cálix, el Cuaderno va ganando en calidad edición tras edición, tanto en diseño como en contenido, pese a los pocos recursos con que se dispone (pInchar imagen para ver participantes).

"Usted puede ser feliz. La felicidad en los tiempos del franquismo" de Juan Antonio Ríos Carratalá

Premio de ensayo de  la crítica literaria valenciana año 2014

Por Amparo A. Machí

Conjuros de la memoria, Gioconda Belli

 

Conjuros de la memoria

 

No sé si un sol desmedido y burlón
me atravesará de punta a punta
cuando salten de mi pecho todos los gritos guardados
cuando se rompan las oscuridades
de mi perfecta catedral secreta
con el sostenido sonido del órgano medieval
ululando su voz de parto,
su alarido de queja y de tristeza.

Calificación: 
5

Canciones a Guiomar, Antonio Machado

 

Poemas a Guiomar

No sabía
si era un limón amarillo
lo que tu mano tenía,
o el hilo de un claro día,
Guiomar, en dorado ovillo.
Tu boca me sonreía.
Yo pregunté: ¿Qué me ofreces?
¿Tiempo en fruto, que tu mano
eligió entre madureces
de tu huerta?
¿Tiempo vano
de una bella tarde yerta?
¿Dorada esencia encantada?
¿Copla en el agua dormida?
¿De monte en monte encendida,
la alborada
verdadera?
¿Rompe en sus turbios espejos
amor la devanadera
de sus crepúsculos viejos?

Biografía Antonio Machado

ANTONIO CIPRIANO JOSÉ MARÍA Y FRANCISCO DE SANTA ANA MACHADO RUIZ , conocido como Antonio Machado, nació en Sevilla, España, 26 de julio de 1875 y murió en Collioure, Francia, 22 de febrero de 1939.

“Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.”

Antonio Machado , fue el segundo de cinco hermanos de una familia liberal. Su padre, Antonio Machado Álvarez "Demófilo", amigo de Joaquín Costa y de Francisco Giner de los Ríos, publicó numerosos estudios sobre el folclore andaluz y gallego Su abuelo, Antonio Machado Núñez, era médico y profesor de Ciencias Naturales. Su hermano mayor, Manuel, tan sólo un año mayor, conocido poeta también. Luego vendrían José, que nacerá en 1879, y que habría de hacer tantos retratos a su hermano Antonio, Joaquín, en 1881 y el más joven Francisco en 1884, nacido ya en la etapa madrileña de la familia. También nació Cipriana, la única niña de la familia que murió muy pequeña allá en Sevilla.

En 1883, su abuelo es nombrado profesor de la Universidad Central de Madrid y toda la familia se traslada con él a dicha ciudad. Antonio Machado completará entonces su formación en la célebre Institución Libre de Enseñanza, (centro de estudios que le marcará profundamente) fundada por Francisco Giner de los Ríos.

 

Calificación: 
5

Cómo leer un libro (fragmento discurso Joseph Brodsky)

“La manera de desarrollar buen gusto en literatura es leer poesía. Si piensan que estoy hablando por partidismo profesional, que estoy tratando de defender los intereses de mi gremio, están equivocados: no soy sindicalista. La clave consiste en que siendo la forma suprema de la locución humana, la poesía no es sólo la más concisa, la más condensada manera de transmitir la experiencia humana; ofrece también los criterios más elevados posibles para cualquier operación lingüística, especialmente sobre papel.
Mientras más poesía lee uno, menos tolerante se vuelve a cualquier forma de verbosidad, ya sea en el discurso político o filosófico, en historia, estudios sociales o en el arte de la ficción. El buen estilo en prosa es siempre rehén de la precisión, rapidez e intensidad lacónica de la dicción poética. Hija del epitafio y del epigrama, concebida al parecer como un atajo hacia cualquier tema concebible, la poesía impone una gran disciplina a la prosa. Le enseña no sólo el valor de cada palabra sino también los patrones mentales mercuriales de la especie, alternativas a una composición lineal, la destreza de evitar lo evidente, el énfasis en el detalle, la técnica del anticlímax. Sobre todo, la poesía desarrolla en la prosa ese apetito por la metafísica que distingue a una obra de arte de las meras belles lettres. Hay que admitir, sin embargo, que en este aspecto particular la prosa ha demostrado ser una discípula más bien perezosa”

 

 

Joseph Brodsky
“Cómo leer un libro”
(leído en la inauguración de la Feria del Libro de Turín en 1988)

El olvido y los cuatro elementos

Un sueño de nubes blancas me eleva ahora
sobre la llama sagrada del olvido
sintiendo el calor que me derrite por dentro
en este ir y venir de dunas desérticas,

reclamo de lluvia empecinada
que enerva la tierra de flores dormidas,
perseguidas por sombras nocturnas
y abrasados recuerdos que emergen de sus profundidades.

Calificación: 
5
Distribuir contenido


by Dr. Radut